Los pactos del NO

candidatosDespués de conocerse los resultados que se produjeron tras las elecciones generales del 20 de diciembre, a todos los líderes políticos se les llenó la boca hablando de que habían llegado nuevos tiempos a la política y que los españoles les habían encargado llegar a pactos, ya que se había acabado la época de las mayorías absolutas y de pasar el rodillo en el parlamento.

Pues bien, trasncurridos ¡dos meses y medio! seguimos con un gobierno provisional y sin trazas de que ningún candidato sume los apoyos necesarios para ser investido presidente. Como se dice coloquialmente, ni pactos ni pactas ni pichas. Y es que los mismos que hablaban de pactos y de consensos son lo que a la mínima ocasión que tienen ponen por delante la palabra NO:

. Pedro Sánchez le ha dicho NO a Rajoy y a todo el Partido Popular.

. Albert Rivera le ha dicho NO a Rajoy y a Podemos.

. Pablo Iglesias le ha dicho NO a Rajoy, al Partido Popular, a Ciudadanos, a Pedro Sánchez si no pasa por el aro y a una señora que pasaba por allí.

. Mariano Rajoy le ha dicho NO a todo aquel que ha dicho NO a Mariano Rajoy.

Con este panorama, y aunque Sánchez y Rivera han sido capaces de firmar un pacto de la señorita Pepis, lo normal es que en junio tengamos nueva cita con la urnas. Mi propuesta es que, como estos cuatro líderes de pacotilla NO han sido capaces de pactar para formar un gobierno, los ciudadanos también le dijésemos NO a estos cuatro lumbreras y los partidos tuviesen que presentarse con otros cabeza de lista.

Porque, ¿qué pasará si el resultado de una nuevas elecciones es similar al que salió del 20D y las sumas y combinaciones siguen siendo más o menos las mismas? Sinceramente, yo NO lo sé.

El postureo de los candidatos

IMG_20151128_211746En mi post titulado Colleja a Kant llegué a la conclusion de que esta última semana habíamos asistido a un apasionante debate político-chufletero… y eso que todavía no se había producido la sonrojante actuación musical de Pablo Iglesias ante María Teresa Campos. El postureo de nuestros políticos no tiene límites y todo lo que hacen es poco natural, todo rezuma impostura. Al rollito que se tiró ayer el líder podemita no le fató ningún detalle: rasgueo de guitarrita y canturreo de la nana que le cantaban cuando era pequeño con un toque de reinvindicación social, todo ello en un programa con un perfil de audiencia blandito y con una de las grandes matronas de la televisión poniendo ojitos golosos… de vergüenza ajena.

Después de la semanita que nos han dado nuestros presidenciables, los más osados han propuesto que las televisiones organicen conjuntamente, y en horario de máxima audiencia, un programa que podría llamarse Gran candidato, al más puro estilo del Gran Hermano, en el que todos mostrasen sus miserias. Pero puestos a proponer, creo que sería mucho más interesante que los candidatos se prestasen a sentarse ante el polígrafo de Sálvame Deluxe o, casi mejor, un Adán y Eva con la participación de representantes (y representantas) de todos los partidos políticos.

Si durante estos días, antes de inicarse oficilamente la campaña electoral, han sido capaces de hacer el mamarracho sin ningún pudor, ¿qué no harán por mendigar un voto cuando sientan el vértigo de las urnas? ¡Miedito tengo!

 

Entre el debate y la charlotada

salvados

Continúa la resaca sobre el pseudodebate organizado por Jordi Évole para su programa Salvados, emitido por la Sexta el domingo pasado, y en el que participaron las cabezas visibles de Podemos y Ciudadanos.

Me parece bastante pretencioso calificar como ‘debate entre dos candidatos a la presidencia del Gobierno’ a lo que fue realmente una charla en tono amigable entre los dos líderes de los llamados ‘partidos emergentes’, Pablo Iglesias y Albert Rivera, a los que en algún momento solo les faltó comerse a besos ante la mirada golosa del presentador. El resultado fue, sin duda, un gran espectáculo televisivo dirigido por Jordi Évole, que consiguió ni más ni menos lo que pretendía: que la Sexta arrasase en audiencia.

Pero si hay algo contrario a lo que es propiamente un debate es un programa grabado, editado, montado, recortado, ‘tuneado’ y finalmente emitido. Por ejemplo, ya se ha conocido el dato de que la grabación duró sobre 120 minutos, de los cuales hemos visto 75. ¿Qué ha pasado con los 45 minutos restantes?

‘Salvados’ también incendió las redes sociales, siendo trending topic en Twitter durante varias horas. Desde mi cuenta @AleguimaD opiné sobre este tema y aquí os muestro una selección de mis tuits utilizando en muchos de ellos mi hashtag preferido #nostomandecoña:

Presentación de la plataforma Movimiento Ciudadano

Albert Rivera

Albert Rivera

Hace unos días asistí en La Coruña a la presentación de la plataforma Movimiento Ciudadano, encabezada por el presidente de Ciutadans, Albert Rivera. El acto tuvo lugar en el Auditorio Arao del Palexo, donde unos 500 asitentes (la entrada era libre) tuvimos ocasión de conocer las ideas que promueve esta plataforma.

Basándose en unos principios de regeneración política, intentan “romper al candado de la partitocracia”, apostando por fortalecer los derechos civiles y que el poder resida en los ciudadanos. Consideran que el sistema de partidos tal y como lo conocemos ha fracasado y defienden otras formas de hacer política, donde sería fundamental partir de un cambio de la ley electoral y del sistema de financiación de los partidos, así como defender sin ninguna fisura la separación de poderes, sobre todo tras el espectáculo bochornoso al que hemos asistido del reparto de los puestos del Consejo del Poder Judicial.

Estos puntos son una parte de los recogidos en un manifiesto que cuenta ya con más de 50.000 firmas de apoyo y que, dependiendo de su evolución y de las expectativas que generen en la sociedad, no descartan que puedan convertirse en un partido político a nivel nacional.

grupo

Además de Albert Rivera, en el acto participaron políticos, periodistas y otros personajes de la vida pública que se han unido para intentar que algo cambie en nuestra sociedad. Y así, después de haberlos escuchado en sus ponencias, al acabar tuve ocasión de saludar y charlar con varios de ellos, como el periodista Juan Carlos Girauta, el abogado y tertuliano Javier Nart, el periodista y presentador Albert Castillón o con el conocido César Cabo (controlador aéreo, tertuliano, viajero…). 

Con Javier Nart

Con Javier Nart

Y, ¡cómo no!, tuve el placer de conocer personalmente a Luis Salvador, analista político y escritor, exmilitante del PSOE y, como le gusta definirse, ciudadano. Nos conocíamos virtualmente a través de twitter (su cuenta es @luissalvador y os recomiendo que lo sigáis) y reconozco que si acudí al acto de la plataforma Movimiento Ciudadano fue en un 90% por saludarlo, o mejor dícho, como él mismo me dijo, ‘para desvirtualizarnos’. Me confirmó la impresión que tenia sobre él después de seguirlo en las redes sociales y de verlos en diversas tertulias políticas: un tipo sensanto, dialogante y que busca tender puentes hacia el entendimiento. Como le he escuchado decir en más de una ocasión “vamos a incidir en las cosas que nos unen y no en las que nos separan”. Y, como él también defiende, vamos a dejar al margen las ideologías y abandonemos la práctica de que cualquier tema tiene que ser de derechas o de izquierdas y peleemos para que nadie se apropie de las ideas.

Con Luis Salvador

Con Luis Salvador

Desde que estuve en esta presentación tenía pensado escribir un post para publicar en mi blog. Pero lo fui dejando, hasta que esta semana siguiendo el tan pomposamente llamado debate sobre el estado de la nación reconozco que pasé vergüenza ajena. Ver a todo un Presidente del Gobierno argumentando únicamente “y tú más” y al líder de la oposición replicándole con un “pues anda que tú”, me hizo pensar que quizás haya llegado el momento de intentar que las cosas cambien y de que puede que sea posible hacer política de otra forma.

Así es que a lo mejor estamos ante una buena ocasión para sumarnos al #MUÉVETE que propone la plataforma Movimiento Cuidadano para hacer posible una regeneración de la vida pública y un cambio radical de las estructuras de nuestra democracia. Si el sistema tradicional ha fracasado, ¿por qué no vamos a apostar por nuevas formas de hacer política en las que lo realmente importante seamos los ciudadanos?

Con César Cabo

Con César Cabo

Con Albert Castillón

Con Albert Castillón

Con Luis Salvador

Con Luis Salvador

Con Albert Luque

Con Albert Luque