A Pablo Iglesias todos le abandonan a través de las redes sociales

Primero fue Tania Sánchez, su novia, su amor, quien en un comunicado publicado en Facebook anunció su ruptura sentimental con un “ya no somos pareja; nos queremos mucho, nos admiramos, nos respetamos… Simplemente ya no somos pareja”, convirtiéndose en los pimpinela bolivarianos.

Ahora ha sido Juan Carlos Monedero quien a través de cuenta en Twitter afirma, tras renunciar a sus cargos en el partido, que “siguen firmes mi amistad con alguien tan grande y el compromiso con Podemos”.

A la vista de estos comportamientos y de estas declaraciones de amor para justificar sendos abandonos, seguro que Pablo Iglesias está pensando aquello de “¡coño, no que queráis tanto, pero queredme mejor!”.

Y ya para cerrar el círculo, al autodenomiando macho alfa solo le falta que el becario Errejón también lo deje plantado utilizando su cuenta de Tuenti.