Mi breve resumen del año 2011

Siempre que se acerca el final de un año, conviene echar la vista atrás y hacer un repaso de las noticias más comentadas que se produjeron, o de aquellas que tuvieron más relevancia y trascendencia en sus respectivos ámbitos. Desde Condoscubitos he intentado tratar temas de actualidad, y así ahora les ofrezco mi breve resumen del año 2011:

. Política: Difícil elegir como acontecimiento más relevante del año entre las muertes de Bin Laden o Gadafi, la  terrible crisis económica y financiera internacional, la caída de los gobiernos griego e italiano o el continuo y avasallador crecimiento del gigante chino. También sería injusto no recordar el movimiento social del 15M y la repercusión que puede tener en el futuro desarrollo de las políticas sociales y económicas de los gobiernos.

Centrándonos en la política nacional, me quedo con las elecciones generales que se celebraron en nuestro país el 20 de noviembre, ya que provocaron un cambio de gobierno tras la victoria del Partido Popular, el descalabro del Partido Socialista, la fragmentación del mapa político en el Congreso con la entrada de trece formaciones políticas y la participación en las instituciones de Amairur.

. Social: Dentro del ámbito de la vida social podríamos destacar el fallecimiento de Steve Jobs, fundador de Apple y, probablemente, la persona que, con sus avances informáticos, más ha cambiado nuestros hábitos de vida en los últimos años.

Pero en esta ocasión elijo el affaire sexual de Dominique Strauss-Khan, ya que en este caso, además de la repercusión mediática a nivel mundial, se juntaron varios temas apasionantes, como el sexo, la política, el adulterio, el chantaje, el racismo, la cárcel, el machismo, la traición, el delito, los medios de comunicación, la venganza… aderezado con que DSK era en esos momentos el director gerente del Fondo Monetario Internacional.

. Espectáculos: Aquí quiero recordar el fallecimiento de grandes mitos del cine, como la actriz Liz Taylor y el director Sidney Lumet, de un genial escritor argentino como Ernesto Sábato, o de grandes figuras del mundo de la música como Clarence Clemons y Cesaria Evora.

Siguiendo con la música, la prematura muerte de una artista única e irrepetible, como Amy Winehouse, impresionó al mundo al ver como una persona joven, dotada de un talento excepcional, entró en una espiral de autodestrucción de la que no fue capaz de salir.

. Deportes: Junto a noticias tristes como fueron las pérdidas de grandes deportistas, como el motorista Simoncelli, el futbolista Sócrates o la de unos de nuestros mitos deportivos como el golfista Severiano Ballesteros, hubo muchos momentos brillantes, como la gran temporada del tenista Djokovic, el triunfo del piloto Vettel o el incuestionable título de campeón de Europa conseguido por la selección española de baloncesto.

Sería injusto pasar por alto el año espectacular que ha tenido el F.C. Barcelona, consiguiendo cinco de los seis títulos que disputó, entre ellos la Liga, la Champions League y el Campeonato del Mundo de Clubes, lo que le ha valido para que la crítica internacional le sitúe a la altura de los grandes equipos de la historia del fútbol mundial.

Como quiera que en este tipo de listas “muchos son los llamados y pocos los elegidos”, invito a mis queridos lectores a que despidan el año contándonos quienes han sido, en su opinión, las noticias y los personajes más destacados de este 2011 que se nos va… y que lo hagan, como no podría ser de otra forma, mientras disfrutan de una copa condoscubitos.

Reflexiones tras las elecciones generales

Después de una campaña electoral eterna, ya que suena a broma que quieran hacernos creer que realmente dura quince días, el pasado día 20 de noviembre se celebraron las elecciones generales, a las que estábamos convocados a participar más de 34 millones de ciudadanos, de los cuales 200.000 eran jóvenes que podían votar por primera vez. Tras la proclamación de los resultados definitivos es el momento de hacer algunas reflexiones en voz alta:

a) Acudieron a las urnas 24,5 millones de votantes, lo que dio un porcentaje del 71,69% de participación, una cifra acorde con la media de otras citas electorales, pero que en esta ocasión pude considerarse un poco baja ya que era mucho lo que estaba en juego.

b) El Partido Popular ha resultado el vencedor tras conseguir la mayoría absoluta con sus casi 11 millones de votos, lo que le permitirá gobernar en solitario durante los próximos cuatro años. Sería deseable que el Gobierno liderado por Rajoy supiese administrar esta amplia mayoría, y fuese generoso a la hora de ofrecer y de llegar a pactos y acuerdos con otras formaciones políticas, ya que de la situación actual de crisis sólo se podrá salir con el esfuerzo y el apoyo de todos. Además, sería un tremendo error que actuase con afán revisionista en temas de contenidos de derechos sociales alcanzados en las anteriores dos legislaturas, ya que lo único que podrían conseguir sería abrir una brecha entre sus votantes más radicales y el resto de la sociedad.

Por otra parte, tanto la Unión Europea como los mercados financieros han recibido los resultados con indiferencia, ya que un simple cambio de gobernante con un nuevo discurso no hace que mejore la situación; habrá que esperar a ver qué medidas toma el nuevo gobierno para comprobar si consigue reactivar la confianza en nuestra economía y que vuelvan los inversores. En otras palabras, se necesitan hechos y no buenas palabras.

c) El gran derrotado ha sido el Partido Socialista que, tras casi ocho años en el poder, ha perdido más de cuatro millones de votos, lo que le ha llevado a conseguir uno de sus peores resultados de nuestra reciente historia democrática. Sería importante que el partido que está destinado a ejercer una dura labor de control y de oposición reaccionase pronto y que, tras la celebración más que probable de un congreso en los primeros meses del año próximo, elija a un líder con amplio respaldo dentro sus bases.

La duda está en quienes se presentarán para esa tarea. Rubalcaba, una vez más, estará al servicio del partido y dispuesto a seguir, aunque haya quedado tocado tras el descalabro electoral; Chacón aguardaba su oportunidad y ahora puede que la tenga, aunque también está señalada como responsable del mal resultado obtenido en Cataluña; y la incertidumbre está en si aparecerá una tercera opción, con pocas cargas del pasado,  capaz de representar una nueva vía en la que apoyarse los socialistas para recuperar el terreno perdido y el voto de muchos desencantados con su gestión de los últimos años.

d) Nuestro sistema electoral, basado en la Ley D’Hondt, sigue propiciando que exista un bipartidismo contra el que los partidos minoritarios están dispuestos a plantar batalla. Así, principalmente, tanto desde IU como desde UPyD, principales receptores del voto de castigo al PSOE, se ha escuchado un clamor pidiendo una reforma de la ley electoral, ya que consideran que el sistema actual se ha quedado desfasado y provoca graves injusticias. Para cambiar dicha ley, los dos principales partidos tendrían que ponerse de acuerdo, cosa muy improbable ya que serían ellos los que saldrían perdiendo con otro sistema de reparto de escaños.

e) Otras cuestiones destacadas son la fuerte subida de CiU y la irrupción en el panorama político nacional de Amaiur, como representante de la izquierda abertzale. Los convergentes, como es habitual, utilizarán su fuerza electoral para ofrecer su apoyo al gobierno a cambio de conseguir nuevas prebendas para sus específicos intereses territoriales. En cuanto a la nueva formación vasca, está por ver cuáles son realmente sus intenciones políticas, amparadas en un amplio apoyo electoral, lo que les ha servido para restar protagonismo a un triste y descolocado PNV.

f) En estas elecciones también han conseguido representación varios partidos minoritarios, lo que da una presencia total de trece formaciones políticas diferentes, siendo ésta la legislatura en la que se darán cita un mayor número de siglas. Entre ellas, y como gallego que soy, no me resisto a nombrar al BNG que, con sus dos actas de diputado, ya ha declarado que intentará que el nombre de Galicia se escuche en el parlamento.

g) Y la última cuestión sería el saber qué papel ha jugado el movimiento de los denominados indignados en este proceso electoral: ¿sus manifestaciones y concentraciones han tenido alguna incidencia en el resultado?, ¿en qué número han acudido a votar? ¿o deberían canalizar sus propuestas y sus protestas a través de alguna formación política?

Tras estas reflexiones, me dirijo una vez más a mis lectores para pedirles que, con sosiego y disfrutando de una copa con dos cubitos, compartan sus impresiones y sus valoraciones.

Radiografía de la situación actual

La medianoche del pasado día 3 de noviembre se dio el pistoletazo de salida a la campaña electoral que concluirá con la celebración de las elecciones generales del próximo día 20 de este mismo mes. Lo primero que llama la atención es que si la campaña electoral ha comenzado hace unos días, ¿qué se supone que era todo lo que hemos estado viviendo y aguantando en los últimos meses? Porque, menos gobernar los unos y ejercer la oposición los otros, nuestros mal llamados padres de la patria llevan instalados en la refriega política desde hace, por lo menos, dos años. Tampoco tengo ninguna duda sobre que, tras los resultados del 20N, el día 21 de noviembre comenzará la campaña electoral para las elecciones generales previstas para el 2015.

Uno de los actos centrales y más esperados será el debate televisado que el día 7 enfrentará a Rubalcaba y a Rajoy, los dos principales candidatos a conseguir la Presidencia del Gobierno. Según informaciones aparecidas en las últimas horas, el coste de dicho debate ascenderá a más de medio millón de euros, lo que ya ha provocado la aparición de las primeras voces discordantes, canalizadas sobre todo a través de las redes sociales. Y es que, realmente, se nos plantean varias preguntas: ¿qué porcentaje de voto se decidirá tras la celebración de este debate? ¿y después de toda la campaña electoral, con todo el gasto que acarrea? ¿tiene sentido afrontar el  disparatado coste económico de algo que puede que no tenga mucha incidencia en la decisión de los votantes?

Por lo menos, esperemos que todas las fuerzas políticas se centren en debatir sobre los problemas que realmente preocupan a los ciudadanos. En estos momentos los temas principales son, sin ninguna duda, el paro y la crisis económica, pero entendida ésta como las dificultades que tienen la mayoría de las familias para llegar a fin de mes. Hago esta matización porque la semana pasada en la reunión del G-20 se habló de la crisis, pero desde el punto de vista de salvar y acudir al rescate de los grandes bancos y de las bolsas, es decir, de los llamados “mercados financieros”, que nadie sabe realmente lo que son, pero que, en definitiva, son quienes nos mangonean y nos han llevado a esta situación. Pero no se les ha escuchado ni una palabra en favor del cuidadanito de a pie, que no sabe cuánto tiempo más podrá seguir aguantando esta dura situación.

Querido lectores, estamos en plena campaña electoral; aunque nos lo propongamos, tendremos difícil abstraernos a ella, así es que os animo a seguirla, a participar y a debatir, y os invito a que, ante una copa con dos cubitos, manifestéis vuestras opiniones a través de este foro.