Y mi canción favorita de 2015 ha sido…

… pues, sin ninguna duda Feelin’ The Feelings, interpretada por Kelly Slater con la participación de Karina Zeviani y Pretinho da Serrinha y grabada en Río de Janeiro en septiembre de 2014.

Esta canción, aunque es del año 2014, la descubrí en 2015 gracias a mi sobrino Lucas, admirador de Kelly Slater sobre todo en su faceta como surfista, modalidad deportiva en la que sin duda es una de las estrellas mundiales. Muchas gracias Lucas por enseñarme esta joyita y espero seguir aprendiendo muchas cosas a tu lado 😉

Os dejo este regalito con una recomendación: antes de escucharla, serviros una copa con dos cubitos, poneros cómodos y subir el volumen.

 

 

 

 

Una décima de segundo

El 12 de mayo de 2009 nos dejó Antonio Vega. Con ‘nos dejó’ quiero decir que se marchó, que se fue, que no lo volveremos a ver… pero no que se murió, porque gracias a su música, a sus letras y a su poesía Antonio Vega siempre estará vivo y seguirá formando parte de nuestra vida.

Recuerdo muchas de sus canciones; pero hoy la primera que se me ha venido a la cabeza ha sido ésta, tal y como recordé en mi cuenta de twitter esta mañana:

 

 

 

Y la mejor canción del año 2014 ha sido…

… pues, sin ninguna duda, “Seasons (Waiting On You)” interpretada por Future Islands. Probablemente cada uno tenga su canción favorita, pero estoy convencido de que alguno de mis lectores cambiará la suya después de escuchar esta joyita.

Así es que aquí os dejo este regalito. Por cierto, solo una recomendación: antes de escucharla, serviros una copa con dos cubitos, poneros cómodos y subir el volumen.

Y la mejor canción del año 2013 es…

… pues, sin ninguna duda, “Song for Zula” interpretada por Phosphorescent, la banda americana liderada por Matthew Houck. Seguramente que mis lectores tendrán una canción favorita del año, pero estoy convencido de que más de uno cambiará su elección después de escuchar este impresionante tema. Esta canción forma parte de un disco titulado Muchacho, que encierra diez joyitas musicales y que es recomendable escuchar completo.

Las letras son auténticos poemas, y como prueba, ésta es la primera estrofa de “Song for Zula”: Some say love is a burning thing that it makes a fiery ring. Oh but I know love as a fading thing, just as fickle as a feather in a stream. (Algunos dicen que el amor es algo ardiente que crea un círculo de fuego. Pero yo sé que el amor es algo que se esfuma, tan liviano, como una pluma en un arroyo).

Así es que, queridos lectores, aquí os dejo este regalito navideño. Sólo una recomendación para disfrutar de esta obra de arte: luz tenue, buena compañía, subir el volumen de los altavoces… y acompañarla de una copa con dos cubitos.